Portada del libro





Puedes adquirir el libro usando PayPal


Disponible también en www.createspace.com/4352087 y en www.amazon.com

El Vagabundo


De vocación vacante era el vagabundo de mi barrio. Vacío de esperanza se pasaba en el vaciadero buscando latas y botellas para vender.

De poco valer por su condición de vago no entendía que tenía una valiosa valija la cual era su voz. Es que nuestro pequeño y arrugado vagabundo, mientras recogía sus latas y botellas cantaba unas baladas con vehemencia.

El valimiento de su voz penetraba la neblina de la mañana en el vecindario del vaciadero. Aún los huéspedes de una cercana vaquería se desdeñaban al ritmo de sus canciones.

No era que se aprendía las canciones para luego cantarlas. Lo curioso es que nuestro errante con su verbosidad improvisaba su canto.



Cantar no es abrir la boca para dejarse escuchar.
Es un don particular que el sentimiento provoca.
Algo culto que nos toca y llega en cualquier momento.
Cuando eso bonito siento canto y en mis versos digo se esta abrazando conmigo lo ingenioso del talento.
Entre cantar y reir es bien corta la distancia.
El cantar hace sentir un alegre sentimiento.

El Talento

Jovino Gonzalez